Sigueme en Twitter

Agregrame en Facebook

domingo, 16 de noviembre de 2014

Annabelle (2014) - Decente y competente film que alimenta la mitología creada por James Wan.

Annabelle Higgins: "Me gustan tus muñecas".
7/10

¡Saludos sangrientos lectores!. Muy tarde pero les traigo la reseña del film de Horror más popular de la temporada, la precuela de "El Conjuro", aquel film que en 2013 se convirtió en un clásico instantáneo y nos recordó que aún es posible asustar a las audiencias con los elementos clásicos del Cine de Terror. 

"Annabelle" generó muchas expectativas debido a que si bien "El Conjuro" es un film muy completo; el segmento dedicado a la muñeca es de lo más memorable por la mitología que se creó en su entorno, así como su breve pero terrorífica aparición cerca del final (si, aquella escena donde aparece sentada en las piernas de Bathsheba, la bruja). Una Película sobre éste pedazo de porcelana era inevitable para satisfacer a quienes somos fans del trabajo de James Wan, quien en ésta ocasión fungió como productor pero quien sabemos es la mente diabólica detrás de la historia. 

Así que es importante señalar que el film no vive a las expectativas, no es memorable, pero definitivamente no es malo como muchas personas lo argumentan. Ok, su predecesor es una obra maestra y dejó los estándares muy altos, pero eso no significa que "Annabelle" sea infinitamente mediocre. De hecho, considero que es un film de género muy competente a pesar de las limitantes generadas por su bajo presupuesto. Permítanme explicarles...

¿DE QUÉ TRATA?
Mia y John son una joven pareja que espera a su primer bebé. Viven en un vecindario tranquilo hasta que una pareja de satánicos conformado por la hija de sus ancianos vecinos llamada Annabelle y su novio, asesinan brutalmente a manera de ritual a los padres de ella. Posteriormente, Annabelle y su secuaz irrumpen en la casa de la joven pareja, hiriendo gravemente a Mia, quien tiene un embarazo avanzado, aunque la policía interviene adecuadamente matando a los psicópatas. 
Sin embargo, al morir, Annabelle de alguna manera transfiere su alma -por así decirlo- en una muñeca grande de porcelana que John había regalado horas antes a su esposa, lo que al paso de los días genera una especie de poltergeist y situaciones sobrenaturales terroríficas. A pesar de que la pareja se muda de residencia después del nacimiento de su bebé, la preciosa Leah,  los sucesos continúan e incrementan de manera horrenda, al grado que un ente demoniaco se propone poseer el alma de la bebé... ¿o querrá algo más?. 
La nueva vecina de la pareja, Evelyn, es dueña de una tienda de libros e intenta ayudar a la pareja con sus conocimientos sobre brujería, sectas satánicas, y rituales, así como sacrificios que son capaces de detener la situación de pesadilla... Por otra parte, la pareja busca apoyo religioso por parte del sacerdote de su confianza, el Padre Pérez, quien tal vez tenga alguna que otra idea sobre estos casos.

 Aunque nuestra villana con chapas parece que tiene más ideas que todos juntos. 

LO BUENO
"Annabelle" conoce sus limitantes y no intenta ser algo más, digamos, al nivel de "El Conjuro", por lo cual ofrece entretenimiento, suspenso, y una historia lo suficientemente interesante como para pasar un buen rato. 

La historia ofrece sustos genuinos y originales, aunque no lo suficiente para los cinéfilos más experimentados, pero deberá funcionar perfectamente para aquellos quienes gustan de ver un film de Horror de vez en cuando. ¿Saben? Considero que es un gran film para quienes van al Cine sólo en temporada de Halloween para divertirse e intentar asustarse. 
Es inevitable no compararla con "El Conjuro" toda vez que dicho film cambió al género con su inusitado número de sustos y una historia diabólicamente tétrica, y si bien no iguala a su antecesor en ése ámbito; al menos se las ingenia para cumplir con los estándares mínimos que debe tener una Película de Terror que se considere decente. 
La atmósfera es bastante buena durante mayor parte del tiempo; como en la secuencia inicial, los momentos vividos en el departamento, y los momentos de impacto. El Director John R. Leonetti, a quien conocemos por films de bajo presupuesto mediocres como uno de la saga de "Mortal Kombat" y "Butterfly Effect 2"; pero sobre todo por estar detrás de la Cinematografía de "Child's Play 3"; realiza un trabajo bastante meritorio debido a escenas memorables que en específico, son los sustos. Mención aparte para la secuencia donde una niña corre en dirección de la protagonista y cuando la puerta parece que va a cerrarse, entra violentamente Annabelle en su forma humana. 
O el momento en que el ser demoniaco observa desde las escaleras a Mia. Sin embargo, el momento cumbre es cuando el ser maligno "alza" a la muñeca. Brrr.

El diseño y la vibra negativa de la muñeca es un aspecto muy útil para generar más tensión ya que seamos sinceros, ¡qué muñeca tan horrenda!. Si la viera en algún callejón oscuro seguramente prefiero correr. 
Por momentos, la Dirección me dio la vibra de "Rosemary's Baby", por las similitudes en los departamentos, el hecho de que la protagonista cuestiona su sanidad mental, y en general por la claustrofobia del lugar; aunque ningún film ha podido igualar a Polanski en dichas situaciones. 

Me pareció brillante que el film no tomara la rutina de "la muñeca asesina" al exponerla y darle una personalidad, por así decirle. Ella funciona como un enlace con el mal que atrapa y los eventos sobrenaturales.  Vaya, no se inspiró demasiado en "Child's Play", a pesar de que la manera en que se pasa el espíritu a la muñeca es similar. Esto debe ser apreciado porque la mitología creada por James Wan no perdió su tono siniestro. En cambio, el aspecto sobrenatural reluce en la historia y se complementa perfectamente con el modo siniestro de su ambiente. 
Las actuaciones son muy buenas. Annabelle Wallis tiene mucho carisma y la lente de la cámara la ama debido a sus expresiones faciales, su belleza natural, su desenvolvimiento, y su capacidad para lucir atemorizada cuando suceden cosas horribles. Es una actriz muy decente de la cual esperamos ver más a futuro.

Ward Horton desempeña muy bien el rol de "esposo perfecto" que apoya a su mujer en todo momento, mientras que Alfre Woodard luce con clase como la vecina esotérica. Tony Amendola cumple con el papel del sacerdote inmiscuido en el horror y se lo creemos. La bebé que da vida a Leah es encantadora e incluso luce en los momentos importantes. 

Las referencias religiosas me parece que funcionan de manera oportuna y cumplen su cometido con el final moralmente correcto. 
En otras palabras, "Annabelle" es un film de miedo decente que si bien no va a trascender en la historia del género, es una manera entretenida de matar 90 minutos al cumplir con los requisitos mínimos de un film de horror moderno. 

LO MALO
Si bien la historia tiene una estructura sólida, me parece que se queda corta con las explicaciones referentes al culto satánico, del cual no hubiera estado mal conocer sus antecedentes, exponentes, etc. 
Rumbo al final, se sugiere un momento muy trágico donde no tuvieron las agallas para continuar... si, el que implica "algo" con la bebé.

¡Qué pésimos padres! ¿Cómo pueden dejar a la nenita sola en un cuarto con muñecas horrendas?. 

Algunas escenas se extienden tal vez demasiado y por momentos se toma un tanto tedioso el ritmo. 

GORE / SANGRE
Tenemos muy poco pero no es muy necesario, ya que se antepone el suspenso a la sangre. 

LA MÚSICA
Estupenda, de hecho, la experiencia funciona en gran parte a la música característica en films del Sr. Wan. Me gusta demasiado ésta nueva manera de crear melodías.

DESNUDOS
Las piernas bien torneadas de Annabelle Wallis, quien gusta de utilizar vestidos color pastel, muy similar a lo que sucede en "Rosemary's Baby"...
El trasero redondo, blanquito, y firme de porcelana de Annabelle. 

RECOMENDACIÓN 
Dale una oportunidad si disfrutaste "El Conjuro", a pesar de que no ofrece el mismo nivel de intensidad, ni sustos. Sin embargo, es un film decente y muy competente que no intenta ser más de lo que establece en sus primeros minutos de duración. 
Cierto, no es una Película para volver a ver, pero por lo mismo cumple con su función de entretenerte y pasar un buen momento. Repito, tal vez los menos experimentados en el género la van a disfrutar mucho más que uno experimentado, pero eso no significa que sea una experiencia tediosa. 

3 comentarios:

Criiz Bastidas dijo...

Hola! Buenísimos como siempre los reviews, creo que el mayor conflicto entre la película y quienes la vieron fue que esperaba na una muñeca que actuara como chukie, olvidando que el conjuro y su precuela son de genero casas embrujadas, y el ambiente es lo mas pesado. El otro dia encontré unas películas, The loved ones, que aún no veo, y una llamada Excision, que la verdad em sorprendio lo mucho que me gusto, recomendadísima!

@sancamemes dijo...

Esta muy buena tu reseña, como todas las que haces. me he vuelto fan de blog. es muy bueno. esta tuve la oportunidad de ir al cine a verla y, para mi, el momento de mas tensión es cuando baja al sótano y ve la carriola y el demonio la persigue hasta su habitación. sencillamente excepcional. Una gran reseña para una gran movie. slds @insomniaco13

Carlos Paredes dijo...

Pobre aunque no decepcionante, porque era imposible hacerse expectativas serias frente a este spin-off hecho claramente a toda velocidad. Por momentos, parece un telefilm. Muy pobre en su trama y puesta en escena. La película toma muchas cosas de The Conjuring (2013), lo que es absolutamente esperable, pero es curioso que tome aún más cosas de Insidious (2010). Lo más aterrador de la película claramente es que la madre baje del departamento al sótano dejando a su bebé sola porque el padre está en el trabajo: ¡Qué locura! Las estridencias sonoras son exageradas, aquella del grito de los vecinos asesinados al comienzo es una ridiculez: Si pudieran reventarte un globo en la oreja sin que los veas se cumpliría igualmente el objetivo del director. Por momentos, parece un "Los Simpsons Treehouse of Horror". Muy pobre propuesta. "Asustadora", no aterradora. La fotografía que le toma el sacerdote a la madre junto a la bebé queda como una pieza suelta de un puzzle inexistente; sobre el final se la entrega enmarcada a la madre pero al momento de tomarse la fotografía todo parecía indiciar que la foto era importante y que tal vez en ella el sacerdote se daría cuenta de alguna presencia, etc. Mi momento favorito es aquél en que la niña se convierte en la mujer fantasma corriendo hacia la protagonista con la puerta cerrándose: Muy asiático el efecto. Y es eso lo que me parece Annabelle (2014), una suma inorgánica de sustos y escenas (o imágenes) aterradoras. Hay que verla. Pero las cosas en su justa medida. Annabelle es un nuevo ícono del terror, pero lo mejor ha sido solamente su vinculación y cameos en esas dos perlas de la saga The Conjuring. Annabelle como personaje, aún en deuda. Y sobre cameos, una muñeca similar a la verdadera Annabelle hace un cameo en la tienda sobre el final cuando una mujer compra a Annabelle para su hija enfermera. Saludos!