Sigueme en Twitter

Agregrame en Facebook

domingo, 12 de enero de 2014

The Lords of Salem (2012) - El tributo psicodélico de Rob Zombie para el demonio.

Margaret Morgan (la bruja lider): "¡Sángranos un Rey!".
 8/10 

¡Saludos sangrientos lectores!
Les traigo una reseña que me han pedido bastante. Sinceramente, tardé un poco para comentar sobre el nuevo trabajo del Rey Zombie porque no estaba seguro respecto a como lo asimilé la primera vez que la ví. Así que decidí darle una segunda oportunidad porque la primera si bien no fue desastrosa, fue confusa. En otras palabras, me generaba sentimientos encontrados. Desafortunadamente para mi causa, durante mi estadía en el Reino Unido, "Lords of Salem" se exhibió en cines únicamente por un día en una función especial a la cual no pude asistir. Por lo tanto tuve que comprar el DVD en Región 2, adaptarlo a mi laptop, y conectar el dispositivo a un proyector. ¿Porqué esto viene al caso? Porque considero fuertemente que éste film debe disfrutarse desde la comodidad de una butaca en el cine; aunque con eso no quiero decir que no pueda disfrutarse desde tu sillón favorito. Más adelante abundaré en eso.

Por otra parte, es un film por naturaleza polémico ya que parece que la mayor parte de los fanáticos del Cine de Terror contemporáneo aman u odian a Rob Zombie, un fanático de hueso colorado al Cine de Terror que se convirtió en cineasta. Yo me considero su fan porque disfruté la manera en que "House of 1000 Corposes" inyectó vida al góenero,  "The Devil's Rejects" es de mis 20 films esenciales de horror, su remake de "Halloween" me pareció estupendo aunque no perfecto, y finalmente "Halloween II" me gustó bastante porque considero que Zombie intentó darle su propio estilo a la mitología que rodea a Michael Myers. En consecuencia, esperé ansiosamente su quinto film, el cual lo puede consolidar para siempre o sepultar su carrera.
 
¿Saben algo? Creo que a Zombie no le importa un carajo lo que la gente opine sobre sus films, y eso se nota claramente en su reciente viaje por Salem, que es algo que te apuesto a que no has visto anteriormente. Por una parte, se consolida en cuanto a las técnicas que emplea detrás de la cámara, pero también se arriesga demasiado al crear una película extremadamente irreverente. Así que, los invito a tomar asiento en los tribunales inquisitorios para leer los argumentos en éste juicio contra unas brujas que han sido malas, muy malas. ¡Traigan al Reverendo Zombie!

¿DE QUÉ TRATA?
Heidi es una sexy DJ rockera que trabaja en una emisión nocturna para la estación local de radio de Salem, Massachusetts, junto con sus colegas Herman "Whitey" Salvador y Herman Jackson. Una noche, un disco de vinil guardado en una caja de madera llega anónimamente a la estación de radio, dirigido especialmente para Heidi; el único texto que contiene la caja es: "The Lords", por lo cual se intuye que es material o un demo perteneciente a una banda local. 
 
Una vez que el disco es tocado en vivo, la vida de Heidi como la de todas las mujeres del pueblo se convierte en una pesadilla; Heidi comienza a ser atormentada por pesadillas y visiones satánicas, flashbacks que la transportan a 1696, la época en la cual se realizaban los famosos juicios de Salem, donde brujas pertenecientes a un aquelarre eran quemadas vivas. 
 
Francis Matthias, un veterano historiador de Salem, es invitado al programa de radio la noche en que se toca el disco, por lo cual genera gran interés por lo misterioso del caso e inicia una investigación, mediante la cual descubre que existe una conexión entre Heidi y las brujas ancestrales, quienes han dejado un legado en el pueblo.
 ¿Qué rayos sucede en éste lugar? Parece que Satan tiene grandes planes...

LO BUENO
El estilo visual es sobresaliente porque logra generar una atmósfera tensa, grumosa. Zombie es un maestro cuando se trata de generar ambientes lúgubres, y en éste caso, la historia ayuda mucho a establecer un sentimiento de incertidumbre y miedo. ¿La razón? El guión parece ser un tributo al demonio. Desde la siniestra primera escena en la cual se muestra un juicio de brujas en los 1600's, podemos percibir la influencia satánica mediante el lenguaje blasfemo, imágenes diaóblicas, y personajes bizarros. Simplemente adoré la máscara estilo "Slipknot" que le colocan a la bruja líder mientras sus súbditas sufren mientras se rostizan.
 
Sinceramente no esperaba que el modo del film fuera instaurado tan pronto y si has visto "Rosemary's Baby" de Polanski, o "The Devils" de Ken Russell, sabrás perfectamente qué esperar de ésta película. Por lo que a diferencia de lo que muchos bloggeros de Cine de Terror establecen respecto a lo aburrido y monótono que puede resultar el film; yo considero que nunca se tiene la intención de generar sorpresas a nivel narrativa, sino que el aspecto visual es lo que guarda lo mejor para tus expectativas. Creo que la inspiración principal en cuanto al "look" viene de "Suspiria", la obra de arte de Dario Argento referente a un clan de brujas, por lo que no me parece disparatado que Zombie tomó la idea de incluir el color rojo en la Cinematografía.

El sello característico de Zombie está por todas partes, por lo cual el shock no es tan grande a menos que desconozcas su trabajo anterior. Sin embargo, los últimos 20 minutos del film son algo que te apuesto que nunca antes habías visto: es un festín de imágenes blasfemas, satanismo,  personajes bizarros, un ritual psicodélico; en resumen, un viaje ácido patrocinado por el demonio. Vaya que no pude asimilar todo lo que estaba bombardeando mi sub-consciente hasta que aparecieron los créditos finales. Y es precisamente por eso que considero que ver la película en el cine debe ser aún más salvaje porque es una mezcla de adrenalina con incertidumbre. En mi caso particular, como un sujeto nacido bajo el Catolicismo, admito que me sorprendí y quedé un poco frekeado por el contenido y lenguaje sacrílego. Salvo "Alucarda: La Hija de las Tinieblas" de 1975, ningún otro film me había incomodado tanto en cuanto a su irreverencia contra la religión; lo cual es muy bueno porque logra tocar fibras delicadas de una manera surreal. 
 
La atmósfera deprevisa es realizada mediante colores azul ténues tanto a los alrededores del edificio donde vive Heidi, como en el cementerio, e incluso en el parque adonde lleva a pasear a su perro. Pero cuando se trata de representar miedo, los cuartos vacíos con las puertas abiertas en el piso de Heidi hacen muy bien su trabajo al hacernos pensar que algo "horrible" se esconde ahí. Mención aparte para la Dirección de Arte porque le da vida propia al cuarto donde habita nuestra protagonista.
 
Me queda claro que Rob Zombie se documentó respecto a rituales de brujería y satanismo pero lo verdaderamente trascendente es la manera en que lo adaptó a su estilo como Director, lo que podemos atestiguar en la recreación de los juicios contra brujas, de los que se inspiró principlamente en "La Maschera del Demonio" (Black Sunday) y en menor medida en "Superstition" (The Witch). Independientemente de la excelsa representación de escenarios horrendos, también continúa con el afán de crear seres grotescos como los Sacerdotes infernales, aquél "bebé", entre otros; muy al estilo de lo que vimos en "Halloween II" en aquella pesadilla de Laurie.
 
A diferencia de sus films anteriores, éste es el que más huele y luce como un film "B", o de bajo presupuesto. Sinceramente, esto le benefició bastante a la historia ya que los escenarios en los que se desarrolla la misma así como las escenas de mayor relevancia lucen como un regreso a los años 70's cuando la barrera entre el Cine de Arte y la explotación estaba en pleno auge, o sea, existía un estilo visual consagrado, que en pleno 2012 fue adaptado a las tendencias actuales con el estilo único de Zombie. 
 
En el mismo tenor, la música juega un rol importante porque genera una atmósfera paralela de tensión que puede alterar tus nervios de manera positiva. Aunado a la música original creada por John 5, escuchamos en momentos clave el Requiem en D Menor K 626 de Mozart, y "All Tomorrow's Parties" de Velvet Underground. El soundtrack funciona perfectamente para los fines tenebrosos de la historia, pero también relaja en los momentos en que la protagonista reflexiona sobre el infierno que está viviendo. 
 
Así que en cuanto a estilo, éste es posiblemente el mejor film de Rob Zombie, quien perfeccionó su técnica en cuanto a crear suspenso y posteriormente asustarte de manera más sutil en vez de lograrlo mediante gore y violencia brutal. Por lo tanto, el nivel de gore se reduce bastante ya que la estructura de los eventos no lo exije (aunque tampoco lo desecha totalmente), ¿y saben qué?, no es necesario porque la atmósfera putrefacta se encarga de aportar el horror. Así que me complace interpretar que Zombie creció como cineasta en todo aspecto.

Por ejemplo, la escena en que una bruja desnuda aparece en la cocina es algo esperado, pero no por eso deja de ser escalofriante. La escena en la iglesia también debería estar presupuestada para quienes han visto films de ésta índole, pero tampoco deja de ser impactante por el mensaje que envía...

Posiblemente, el reparto es lo mejor del film además de su "look". Zombie reunió a un grupo estelar de actores de films "B" como la favorita del género Meg Foster, quien aterra y se roba cada una de las escenas en las que aparece, por lo que considero que ella es la verdadera protagonista. Su mirada y personalidad imponen de tal manera que cada que sale a escena sabes que algo muy malo va a suceder. ¡Una villana impresionante!.
  
Dee Wallace me sorprendió por lo sutil y al mismo tiempo intimidante interpretación. Judy Geeson es escalofriante e intimidante, mis respetos por su caracterización. Bruce Davidson añade clase como el historiador quien tal vez merecía más desarrollo en su personaje, mientras que María Conchita Alonso sigue siendo sexy aunque tampoco aporta mucho con su papel secundario. Jeff Daniel Phillips y Ken Foree hacen bien su trabajo, pero en realidad, ¿qué no hace bien Ken Foree?. Cameos mínimos de Michael Berryman y el gran Sid Haig se agradecen. 

Considero justo indicar que Sheri Moon Zombie da la mejor actuación en su carrera, lo cual no es un gran logro porque anteriormente había demostrado que la base de su trabajo era gesticular en momentos de presión, miedo, o desesperación. Vaya manera de mejorar, respeto.
 
LO MALO
Gran parte de lo que experimenta Heidi son pesadillas o alucionaciones. No tengo problema en admitir que la historia las justifica pero lo que no me agrada es que no llevan a nada. El film se divide en días, así que para cuando llega el jueves, el espectador supone que algo trascendente en la vidia real de la protagonista sucederá, pero no es así. 
 
Es un desperdicio el no desarrollar los personajes de Alice (la esposa del historiador) así como los DJ de la estación de radio. Simplemente están "ahí" y no aportan mucho excepto la buena química entre los 3, pero su aparición simplemente no se justifica. Ok, no esperaba que fueran asesinados como sucede en "The Texas Chainsaw Massacre 2" cuando los villanos asesinan a L.G. en la estación de radio. No obstante, creo que los personajes prometían más...
 
El papel del Reverendo John Hawthorne debió tener más importancia en las escenas de los juicios pero simplemente no sucedió.

Durante algunos lapsos, en específico, antes de los últimos 20 minutos; el ritmo se torna lento y no lleva a nada. Muy bien, se puede decir que ése lapso es el equilibrio entre el modo dinámico de la historia y la atmósfera que se crea para el final; pero creo que son demasiados momentos redundantes.
 
Si bien me agrada la idea de que un Director trabaja con los mismos actores cada que realiza un film, creo que es momento de que Zombie opte por una nueva actriz principal. Si Argento lo hizo con su esposa, creo que él también puede considerarlo. 

Finalmente, la experiencia en general no es para todos; de hecho se torna muy psicodélica incluso para los más asiduos fan del cine bizarro. Pero eso lo dejo a tu consideración. 

SANGRE / GORE
No tenemos mucha en realidad excepto en las escenas de flashback, pero el maquillaje empleado en las brujas es terrorífico. Tenemos un bebé demonio ensangrentado y un sartenazo en el cráneo. La barba de Jeff Daniel Philips definitivamente debe considerarse como gore. 
 

LA MÚSICA
¡Estupendo soundtrack! La música original creada para el film es lo suficientemente buena como para generar un modo sombrío y al mismo tiempo hacerte sentir en un viaje ácido. La canción que es enviada por "The Lords" es en realidad interpretada por John 5 quien logró darle vida propia a una melodía siniestra pero pegajosa, inquietante pero rítmica. Seguro que no había escuchado algo similar.
 
Pero lo mejor es que se apoya de canciones de Bruce Springsteen, Rick James, Velvet Underground, y hasta Rush. Sin embargo, los mejores momentos los aportan ¡Mozart y Bach!. Y créanme, en escenas que tienen todo menos tranquilidad; en cambio, suenan en los momentos más surreales. 

DESNUDOS
Aparecen bastantes brujas desnudas muy fuera de forma, quienes supongo que en más de 400 años no utilizaron la caminadora o elíptica. 

Luego un bebé demonio desnudo aparece en algunas escenas. 

Pero es el trasero expuesto de Sheri Moon Zombie el que merece una ovación. Ms. Zombie se mantiene en forma. 
 

RECOMENDACIÓN
Éste es el sueño húmedo para quienes estaban esperando un film dedicado a la brujería y el satanismo. Creo que al menos en cuanto a estilo, no van a encontrar algo mejor. Cierto, "The Devils" es el estandarte en dicho sub-género, pero Rob Zombie lo lleva a otro nivel de surrealismo insólito. 

Para el fanático convencional del género, creo que es justo advertirle que deberá mirar éste trabajo con objetividad y no enfocarse en que es un trabajo de Zombie, sino considerarlo como una regresión a los 70's cuando se hacían films similares, ya que de esa manera se puede entender el mensaje de éste polémico Director. 
 
Los fans del Sr. Zombie deberán estar sumamente complacidos y esperando su próximo proyecto. 

TRIVIA
No se utiliza ningún efecto por computadora, lo cual se agradece al intentar darle realismo al film.

Richard Lynch iba a ser el protagonista pero debido a su precaria salud, tuvo que abandonar el proyecto. A pesar de eso, sigue estando en la lista de actores en los créditos. Desafortunadamente falleció a los pocos días de que se estrenara el film.

Rob Zombie ha dado a entender que ésta es una precuela espiritual a sus films de "Halloween". Ahora entiendo lo del caballo blanco y la maldad inuscitada de Michael.

Zombie ha descrito su película "como si Ken Russell hubiera dirigido The Shinning".
 
Meg Foster comentó que nunca había tenido una experiencia laboral similar a lo que vivió con Zombie, de la cual refiere que "es como trabajar en un laberinto".

A través del personaje de Whitey, una vez más, Rob Zombie demuestra que tiene un ego muy grande. Ustedes entienden.

domingo, 5 de enero de 2014

The Last Broadcast (1998) - Concepto interesante e inspirador que no explotó su potencial...

Usuario Anónimo en mIRC: "¿Porqué no hacen un programa sobre "El Demonio de Jersey?".
5/10

¡Saludos sangrientos lectores!.
En ésta ocasión les comento sobre el film que inspiró a "El Proyecto de la Bruja de Blair" en cuanto a su narrativa y la manera en que fue filmado, o sea, como si fuera un documental basado en material real. Ok, éste concepto fue explorado mucho antes con "Holocausto Caníbal" (1980) y "Night of the Demon", del mismo año. No obstante, considero oportuno darle un vistazo meramente por fines históricos ya que puede considerarse como un film influyente de un sub-género ("Material real encontrado") que en fechas recientes ha cobrado mucho interés dentro de los fans del Cine de Terror, como lo podemos atestiguar con la Saga de Actividad Paranormal.

 "Blair Witch..." es de mis films preferidos porque considero que es genuinamente aterrador toda vez que obliga al fanático del Cine de Terror a ejercitar su capacidad para crear miedo y posteriormente, sentirlo. Algunas veces lo más escalofriante es lo que no podemos ver pero sabemos que está ahí, merodeando en la oscuridad. 

"The Last Broadcast" en su momento fue un experimento interesantísimo con un concepto innovador, ya que es considerado como el primer film que ha sido filmado, editado, y estrenado de manera digital (no se utilizó ningún tipo de rollo de película). Su premiere se realizó en diferentes cines en Estados Unidos a través de transmisión satelital mediante proyectores DLP Digital. Recuerdo que en 1998 el concepto fue ignorado y la película era muy difícil de conseguir a menos que la ordenaras por internet o que algún familiar que estuviera en nuestro vecino país del norte te la pudiera conseguir. 

Tras años de cazarla, por fin tuve la oportunidad de poner a éste demonio virtual desde la comidad de mi sillón preferido y lo único que puedo decir es: ¡gracias por existir Bruja de Blair!". No me malinterpreten, el concepto de "The Last Broadcast" es más que bueno pero su ejecución deja mucho que desear... desafortunadamente todo queda en muy buenas intenciones. No hay mucho que comentar.

¿DE QUÉ TRATA?
Se presenta un "documental" (propiamente es un "mockumentary") acerca del asesinato de dos presentadores y un colaborador del show de t.v. por cable "Fact or Fiction", en 1995. El objetivo del programa era transmitir en vivo desde Pine Barrens, en New Jersey el mito del Demonio de Jersey, quien supuestamente habita en ése lugar.
Un segundo colaborador es procesado por los asesinatos, por lo cual un cineasta independiente investiga de fondo el caso al examinar horas del material que los presentadores lograron filmar antes y durante su última transmisión, así como seguir de cerca el juicio penal.
Nosotros, como audiencia, seremos testigos del material investigado así como detalles horrendos que son descubiertos conforme avanza el documental, surgiendo los siguientes cuestionamientos: ¿Quién asesinó en realidad a los presentadores?, ¿existe el Demonio de Jersey?, ¿porqué no compré más cervezas mientras veía la película?.

LO BUENO 
El concepto inspiró a "Blair Witch...", que fue realizado un año después, por lo cual la comparación es más que apropiada, y definitivamente es difícil imaginar que todo el trabajo detrás de nuestra bruja favorita hubiera alcanzado el éxito que hoy día conserva sin la idea básica utilizada en ésta "última transmisión".

Durante los primeros minutos decidí olvidar que no es un documental real, para que de esa manera la experiencia fuera aterradora, o al menos eso pensé. Y de hecho todo fluía suavemente durante el inicio gracias a testimonios de personas "reales" que nos brindan información interesante acerca de los protagonistas; como por ejemplo, la arrendadora de Steve, quien es la mente detrás del proyecto.
Dichas entrevistas generan cierto tipo de atmósfera y aumentan el interés por saber más sobre el demonio, quien es el antagonista de la historia. Así que es fácil envolverte en la narrativa y generar expectativas sobre cuál será la explicación final. Hasta el show de cable luce real en cuanto al set, y la simplicidad utilizada en su concepto. Así que su gran mérito es lucir como un documental real, algo que no muchos cineastas independientes pueden lograr. Otro ejemplo implica a las fotografías tomadas del Departamento del Sheriff. 

Algunas tomas nocturnas en el bosque con el correcto uso de música tétrica generan algunos momentos de suspenso mientras somos bombardeados con información auditiva y textual sobre el caso. 

El uso del mIRC me trajo buenos recuerdos y nostalgia ya que en su momento era el medio idóneo para chatear con diferentes personas alrededor del mundo sobre temas sobrenaturales, films de horror, y demás.
Finalmente, se intenta lanzar un mensaje respecto a cómo los medios informativos tienen una influencia importante sobre la manera en que la sociedad percibe la realidad. 

Si bien las actuaciones son amateur, las personas involucradas son al menos carismáticas y cumplen perfectamente con su rol.  Michele Pulaski, la editora digital es bastante linda y su personaje es de lo más interesante.

Las intenciones son muy buenas...

LO MALO
El hecho de que es un film amateur presenta fallas normales, como era de esperarse. No obstante, algunas de éstas fallas lo vuelven casi insoportable después de un comienzo alentador. El principal problema es que los Directores Stefan Avalos y Lance Weller insertan de manera intencional material documental casi imposible de entender visualmente; el trabajo de cámara es muy malo y desesperante. Ok, es parte de la dinámica pero si la intención era mostrar algunas pistas dentro de una situación de desastre, al menos se necesita fijar la cámara en los momentos más relevantes en lugar de mantenerla moviéndose vertiginosamente sin ningún propósito alguno.
Otro gran problema es que la evidencia que supuestamente fue grabada se repite en demasiadas ocasiones. Por ejemplo, escuchamos tantas veces la llamada al 911 que al final podemos repetirla palabra-por-palabra. ¿Era necesario? No obstante lo redundante que eso resulta, el narrador repite sus impresiones una y otra vez en un tono aburrido y sin alguna emoción. Algunos montajes lucen muy falsos como el hecho de que el detenido camina simplemente junto a un vehículo del Departamento del Sheriff y finge estar esposado y evitando a la prensa local. 

Se supone que el propósito del programa es mostrar al mundo al Demonio de Jersey, el cual es ignorado al grado de pensar: "¡¿porqué lo meten en la historia si después abandonan el concepto?!".

Pero lo peor de todo es el inexplicable y abrupto final. Es de esas conclusiones WTF?! muy al estilo "The Devil Within" pero mucho más ridículo. Imagínense. La explicación que culmina con el mito es un desastre que mutila por completo la credibilidad y poco interés que se había ganado.

SANGRE / GORE
Lo único que encontraremos son fotos del forense que muestran a los dos presentadores ensangrentados, tirados en el bosque, y... nada más. No, esperen, también sangre dentro de la casa de campaña.
LA MÚSICA
Efectiva y por algunos momentos enervante. Funciona bastante bien. En algunas secuencias, sobre todo al inicio, podemos escuchar un poco de tonadas country. 

DESNUDOS
Ni siquiera la silueta del trasero de algún fantasma.

RECOMENDACIÓN
Es una verdadera pena que la experiencia general es aburrida ya que el estilo de documental está bien ensamblado. Desafortunadamente, la voz del narrador y escenas que se repiten más el final "inesperado" rompen totalmente con la atmósfera.

En lo positivo, la idea es audaz y el hecho de que se realizó bajo un muy bajo presupuesto debería inspirar a más cineastas a traer ideas frescas a un género que lo necesita mucho. Esto fue en 1998 y su consecuencia fue la inspiración para crear uno de los más eficaces y atemorizantes films en la historia, cuyo mayor mérito es haber ejecutado diez veces mejor la idea de "The Last Broadcast". Esto se trata de hacer las cosas bien y al final tener una buena película, dejando a un segundo plano el tema de: "¿qué film se realizó primero?".
Creo que es justo recomendarla para fans de "Blair Witch" con fines meramente históricos, y para aquellos que tienen mucha curiosidad en cuanto a ésta manera de crear documentales falsos con una premisa de terror.  Aún así les recomiendo mucha, mucha paciencia y tomar en cuenta que no encontrarán sustos, suspenso, o valores de producción decentes.  
TRIVIA
La Película se realizó con un presupuesto de 900 dólares. 

Durante los créditos finales, se muestra la siguiente leyenda: "La historia y personajes mostrados en ésta película son totalmente ficticios. Pero por favor no le digas a nadie". 

Paura nella città dei morti viventi (City of the Living Dead) (1980) - Entremos a las Puertas del Infierno, encontraremos zombies. Bienvenidos.

Theresa: "Mary, cuéntanos, ¿qué fue lo que viste en tu última sesión (espiritista)?".
Mary Woodhouse (vidente): "¡La Ciudad de los Muertos!. Los Muertos Vivientes. Una Ciudad maldita en la que se han abierto las puertas del infierno.
7/10

¡Saludos sangrientos lectores! 
La reseña de ésta noche es sobre la primera película de la infame y gloriosamente sangrienta "Trilogía de las Puertas del Infierno" del maestro del gore (y uno de los favoritos de éste blog), Lucio Fulci. Las otras dos las había comentado hace algún tiempo. Lean las reseñas:  "The Beyond" (El Más Allá, 1980)     y  "The House by the Cementery" (La Casa al lado del Cementerio, 1981).

Hace algunos meses tuve la oportunidad de ver éste film en un cine de culto en Londres, Inglaterra, como parte de la proyección de la trilogía antes referida; acudí en compañía de una amiga fan del Zombie Cinema ante una sala totalmente abarrotada. La experiencia fue estupenda ya que nos encontrábamos en su mayoría fanáticos del splatter y sobre todo, de los muertos vivientes. Por lo tanto, la gente aplaudía y vitoreaba en los momentos más fuera de serie así como cuando el gore tomaba un rol protagónico. Éste es un muy buen recuerdo ensangrentado que tengo muy presente.
 
Si bien Fulci compartió con nosotros su visión del infierno y el más allá; en ésta ocasión nos trae un Apocalípsis de Zombies hambrientos de carne humana en un pequeño pueblo donde también hay espacio para temas religiosos, un poco de satanismo, y aspectos sobrenaturales. En otras palabras, explora lo sobrenatural y se encarga de salpicarlo de gore. Los resultados son satisfactorios. 

¿DE QUÉ TRATA?
El pequeño poblado de Dunwich, ubicado cerca de Nueva York, se encuentra construido sobre un antiguo lugar donde se realizaban rituales de brujería. Cuando el sacerdote local del pueblo se suicida al colgarse dentro de un cementerio, se abren las puertas del infierno en la localidad.
Dicho suceso es revelado a través de una sesión espiritista en Nueva York, realizada por la sexy vidente Mary Woodhouse, justo tres días antes de la festividad de Todos Santos, por lo cual aprendemos que si el mal que se ha desatado no es detenido, el mundo se convertirá en un pandemonium infernal por toda la eternidad. 
Ahora los muertos salen de sus tumbas en Dunwich para asesinar y comer piel de seres humanos inocentes. Mary, quien fallece de manera extraña en dicha sesión, es desenterrada por Peter Bell, un reportero macho-man quien estaba cubriendo la historia su muerte. Posteriormente, cuando Mary le cuenta a Peter su visión y el fin inminente de la humanidad; ambos viajan  a Dunwich en compañía del psiquiatra Gerry y su amiga Sandra, con una plan que podría ser la única salvación para cerrar las puertas del infierno...

LO BUENO
Lucio Fulci una vez más logra combinar su talento para crear una atmósfera sepulcral mediante escenarios espeluznantes como un cementerio a la media noche y su capacidad para asquearnos de manera positiva mediante efectos especiales sadistas y brutalmente sangrientos.

En  lo personal, yo disfruto más la incursión de Fulci en el Giallo que su trabajo en el sub-género zombie, aunque no por eso dejo de reconocer que su especialidad o su fuerte son los muertos vivientes. En ésta ocasión nos trae una historia muy oscura con elementos de brujería, satanismo, un poco de religión y psicología. Cierto, la premisa es sencilla e incluso ridícula pero funciona perfectamente para quienes buscamos una experiencia tenebrosa, buen gore, zombies terroríficos, y demás bondades. 
Por lo anteriormente señalado, seré breve en ésta ocasión ya que quienes conocemos el trabajo del maestro, sabemos exactamente qué esperar. Cierto, también debemos ignorar huecos en la historia, falta de continuidad entre una escena y la otra, y algunas decisiones muy estúpidas de los personajes. Pero todo eso es parte del "encanto" que rodea a la experiencia. Los fanáticos convencionales que buscan únicamente noventa minutos de sangre y diversión, podrán pasar noventa minutos de puro entretenimiento. 

No obstante, es justo referir que la película sobresale de muchas otras de la misma temática por la Dirección de Fulci. Nadie como él para crear atmósferas espeluznantes mediante viento que ruge durante -casi- todo el tiempo, neblina, ángulos de cámara que sin explicación alguna muestran al pueblito como un lugar terrorífico. 
Además sabemos que gusta de hacer zoom-in en los rostros de los protagonistas con la finalidad de proyectar el terror que están viviendo para que nos identifiquemos con ellos.
 
Digamos que el aura que rodea todas las escenas es simplemente mórbido, inquietante. Una vez más Fulci demostró que su no tenía límites aunque menospreciado. 

Pero la experiencia no solo se basa en imágenes, ya que también encontramos sonidos horrendos como llantos de bebé, gritos, gemidos de zombies, entre otras cosas. Ahora, si juntamos las escenas de alarido, sonidos macabros, y una Dirección enfocada totalmente en crear miedo; significa que estamos ante algo sui generis dentro del género. 

Catriona McColl, una de las mujeres más hermosas que ha visto el Cine de Terror, y quien estelarizó "The Beyond" y "The House by the Cementery" un año después; está perfecta en el rol protagónico porque ofrece el balance entre belleza y agallas necesarias para enfrentar una situación tan terrible.
Uno de mis actores "B" favoritos, Christopher George, añade un poco de clase y mucha personalidad como el reportero con actitud de macho y quien aparenta no tener miedo ante la situación. Su presencia es entrañable y al parecer disfrutó mucho su papel a pesar de que existen rumores de que su relación con Fulci era demasiado mala, al grado de que el Director mató de manera brutal a su personaje. 
Los fans del splatter italiano, sobre todo del ultra-violento "Cannibal Ferox", reconocerán a Giovanni Lombardo Radice, quien es uno de los sujetos más carismáticos en ése tipo de films, a pesar de que en ésta ocasión interpreta al friki del pueblo.
Michelle Soavi, a quien conocemos por su trabajo como Director en joyas como "Stage Fright" o "Dellamore Dellamorte", interpreta a Tom, un papel menor pero aún así se agradece su cameo.

LO MALO
La otra cara de la moneda tiene a quienes buscan un film de horror serio, que si bien cumple en generar repulsión por el alto nivel de gore, y algunos momentos terroríficos; ciertamente falla a nivel guión y por momentos se posiciona como una de esas películas que "son tan malas que son buenas". Así que para algunos puede ser una verdadera delicia en cuanto a violencia, pero para otros puede resultar aburrido debido a sus incoherencias en contenido. 
Algunos momentos son chuscos aunque no deberían serlo, como cuando Peter Bell le menciona al psíquico que lo que está sucediendo "es una historia muy larga", y en la siguiente escena, de manera inmediata, Bell refiere de manera seria: "así sucedieron las cosas"... Recuerdo que la audiencia rió a carcajadas en éste momento. 

GORE / SANGRE
¡Bien! Aquí es donde el film se vuelve muy bueno. Tenemos efectos especiales y maquillaje por parte de Gino De Rossi, un colaborador cercano a Fulci, quien crea escenas increíbles como cuando una chica vomita sus intestinos en cámara lenta (fascinantemente asqueroso), un taladro en la cabeza de un sujeto, cráneos arrancados que en consecuencia dejan el cerebro expuesto, sangre que sale de los ojos, una mano violentamente mordida, caras putrefactas de zombies, y más. 
El menú es extenso y el Chef brinda justamente lo que queremos. 

LA MÚSICA
Fabio Frizzi re-hace el tema que conocemos de "Zombi 2" aunque con un poco más de dinamismo. Digamos que su trabajo es buenísimo y va a la par de la experiencia.

DESNUDOS
¡Nada! Al menos tenemos la belleza impactante de Catriona McColl. Rostro hermoso, ojos hipnotizantes, cabello rubio deslumbrante, piernas perfectamente bien torneadas... Qué mujer tan bella.

RECOMENDACIÓN
"City of the Living Dead" merece una oportunidad por los elementos especiales que ofrece entre los cuales sobresale el ambiente siniestro y la violencia desmedida. Tiene sus fallas como la mayoría de los films italianos de éste tipo, pero ofrece más virtudes que fallas. Estamos ante el trabajo de un virtuoso que se puede considerar entre los grandes de la historia del Cine de Terror y quien experimentó con éxito en el sub-género de zombies gracias a que aportó su sello característico.
De ser posible, te recomiendo checar la trilogía entera en una sola noche acompañado de amigos, cervezas, y botana. No existe diversión que se le iguale a eso. El día que la ví en el cine la audiencia la aplaudió de pie al final. Eso dice mucho.