Sigueme en Twitter

Agregrame en Facebook

lunes, 27 de agosto de 2012

A Cat in the Brain (Un gatto nel cervello / Nightmare Concert) (1990) - Sanguinario homenaje en vida de Fulci para Fulci.

Mesero: "¡Dr. Fulci, su filete está listo!".
7/10

¡Saludos sangrientos lectores!
Los que llevan tiempo congratulándome con sus visitas a éste blog, sabrán perfectamente que Lucio Fulci es de mis 5 Directores favoritos. Idolatro al sujeto porque siempre tuvo el ingenio necesario para reinventarse como cineasta.

En sus inicios demostró su talento nato en Westerns italianos, o mejor conocidos como "Spaghetti Westerns". Posteriormente realizó el que muchos catalogan como el mejor Giallo en la historia, "Non si sevizia un paperino" (Don't Torture a Duckling, Angustia de Silencio) y después incursionó en una combinación de slashers americanos con el splatter italiano. Siempre, SIEMPRE tenía una visión muy clara de lo que quería hacer.

Con "A Cat in the Brain" tomó un concepto anteriormente intentado por José Mojica Marins en "O Exorcismo Negro" y que años después fue popularizado por Wes Craven en "New Nightmare". La diferencia es que Fulci decidió tomar las riendas en todo aspecto con su proyecto al estelarizarlo, dirigirlo, producirlo, etc.
Si bien es un film de muy bajo presupuesto que recicla momentos con niveles alarmantes de gore y violencia,  en todo momento nos atormentará con su alto contenido bizarro.

Cierto, es un proyecto ególatra por donde le veas pero el Dr. Fulci se lo merece ya que durante 3 décadas nos iluminó con sus Películas. (El nombre Fulci es mencionado alrededor de 35 veces) Donde quiera que se encuentre, Sr. Fulci, brindo por Usted. No queda más que agregar excepto que debemos celebrar éste homenaje que él mismo se rindió en vida.

Como pequeño homenaje, intentaré escribir su nombre todas las veces posible hasta que el contador de palabras reviente.

Gracias y ahora más que nunca tiene sentido la frase popular en el género: "Fulci Lives!".

¿DE QUÉ TRATA?
El Doctor Lucio Fulci es un Director de Películas Splatter italianas. Durante el rodaje de un film que tiene como premisa una orgía de la gestapo, se percata que está confundiendo la ficción de sus films con la realidad. Después de 30 años filmando los más crueles y sádicos crímenes que alguien puede imaginar, el Terror le ha cobrado factura.
Cuando ordena un jugoso filete en un restaurante no puede olvidar la escena que filmó de canibalismo. Cuando ve a un sujeto cortar leña con un hacha, no puede olvidar la escena que filmó en la cual una mujer es descuartizada. Su vida ahora es una film de horror.  ¡Y cómo no!

¿Fulci ha perdido la cordura? Ahora es atormentado por visiones aterrorizantes  y sangrientas a cada momento. Por lo mismo, decide acudir con un psiquiatra quien para su mala suerte tiene serios, muy serios problemas mentales. Resulta que éste Doctor Egon ahora se dedica a ser asesino serial en sus tiempos libres, y mediante hipnósis convence a Fulci de que él está cometiendo esos crímenes.
¿Qué rayos está pasando?. ¡Sinceramente no me importa, yo quiero seguir viendo tripas, mutilaciones, sangre por todas partes, y un alto nivel de suciedad-vulgaridad-y-Terror!.

LO BUENO
"A Cat in the Brain" es una muy mala Película en cuanto a valores de producción, actuaciones, y por mostrar   ejemplos sobre la miseria humana así como muy poca moral. ¡Y por eso al mismo tiempo es grandiosa! No es de esos títulos que "son tan malos que son buenos". Su grandeza radica en que Fulci tuvo un momento monumental de diversión y se nota.  El afamado director italiano ha creado una de las Películas más bizarras,    humorísticamente cruel, y sobre todo violenta en la historia del Cine de Horror. Es una total asquerosidad en el sentido literal si somos objetivos. 

No sé, tal vez yo ya estoy demasiado perturbado y mi sentido del humor es cada vez más negro pero no pude evitar el reir en la escena del bistek, o cada que gruñía en desaprobación de algo, o cuando una mujer es abofeteada durante un número musical. Tampoco me sentí culpable por disfrutar la manera en que prostitutas y otras víctimas eran mutiladas si bien les iba.
Éste es un cuento muy creativo y demasiado ególatra sobre cómo un Director de Cine pierde la estabilidad mental. Fulci nos muestra su declive emocional de manera por demás ruda y sádica gracias a un popurrí de las escenas más salvajes y de poco gusto que jamás se han visto. El menú incluye decapitaciones, mutilaciones, orgías, ojos apuñalados, violencia contra niños y mujeres, tripas expuestas, y lo peor que tu mente pueda recrear en cuanto a violencia explotativa. No por algo es considerado como el Padrino del Gore.

Si eres fan de su trabajo y en general amante del Gore, definitivamente vas a encontrar un gran placer al ver éste film. Si eres engreído y muy exigente, definitivamente vas a considerar motivos para vomitar tu comida o cena. 

Aunque gran parte de la duración incluye otros films como "Ghosts of Sodom"; "Touch of Death", "Massacre" y otras que no he identificado; también nos brinda momentos tenebrosos como cada vez que el  Psiquiatra sonríe al cometer sus fechorías. ¡¿Cuál es el problema con éste sujeto?!.
La Cinematografía es fantasmagórica y saca lo mejor de escenarios durante el amanecer. Brrrr.
Si tú eres de los que disfrutan de la sangre y violencia desenfrenada, revuélcate con "A Cat in the Brain", un film que podría considerarse un malviaje de sangre.

LO MALO
La actuación es atroz, casi insultante. Fulci no es actor y lo adolece de manera muy obvia. Lo sufrimos. Pero curiosamente, su trabajo es el mejor de todo el reparto. ¡Imagínense cómo están los demás! Además aporta demasiado humor negro que en definitiva me hizo querer conocerlo. En vida no pude hacerlo Sr. Fulci, pero algún día estoy seguro que platicaremos y beberemos acompañados de prostitutas en el más allá. 

La actuación de la prostituta asesinada en la carretera rural es asquerosa. ¿Habrá sido una prostituta real?. Su nivel histriónico se equipara a un pedazo de madera.
Muchos momentos son repetitivos. Cada escena de asesinato se presenta sin justificación salvo el deterioro mental del Director. Nada más. Esto genera que la experiencia sea aburrida. Si no fuera por la sangre me hubiera quedado dormido, palabra.

Es evidente que yo no soy puritano ni mucho menos, pero en verdad el exceso de mal gusto y brutalidad es casi barbárico. Lo dejo en tu criterio si es algo bueno o malo. Por momentos cuestioné mi estabilidad mental al disfrutar cada momento.
La edición es tan mala que en un momento podemos ver al Psiquiatra atacando a una mujer durante el día, pero segundos después lo está haciendo ya de noche.

Una escena presenta "algo" y de pronto la otra muestra situaciones totalmente diferentes, ilógicas.

S A N G R E / G O R E
Creo que ya quedó muy claro lo que puedes esperar. Solo quiero añadir que una persona es desmembrada y sus restos son aventados a cerdos hambrientos. Buen provecho.

LA MÚSICA
Muy tensa e inquietante. Típica de un film del Maestro.
Mención honorífica para la comedia musical donde un sujeto abofetea brutalmente a una mujer quien parece sentirse excitada por lo mismo mientras canta una canción clásica italiana.

D E S N U D O S
Senos por aquí, senos por allá. Vaginas por delante, vaginas por detrás. Prostitutas, una enfermera muy sensual, etc. La escena que Fulci dirige de manera intensa y aterradora en la cual una mujer es seducida por un oficial nazi es un tanto excitante. ¡Dr. , páseme el número de su psiquiatra!.
Paola Cozzo es una de las mujeres más espectaculares que he visto en un film así. En traje de baño luce aún mejor.
R E C O M E N D A C I Ó N 
Recordemos con una gran sonrisa el legado de Fulci a través de éste trabajo totalmente plagado de ego. Es la fiesta privada del Padrino del Gore y todos estamos invitados.
Para un cinéfilo convencional, ésta puede ser una porquería por su inusitado nivel de depravasión y violencia.  Además si son débiles de estómago deberán evitarla a toda costa. Pero para quienes entendemos la filosofía de Fulci, es sólo un film divertido y que no debe tomarse en serio.
El mensaje de Fulci es muy claro. El Cine de Terror es un modo de vida.

No hay comentarios.: